Saltar al contenido
Tienda Online de Productos de costura

Remalladora

Remalladora
5 (100%) 1 votos

Las remalladoras son máquinas de coser que permiten hacer un acabado excelente en diferentes textiles como pantalones, vestidos, lencería del hogar y que trabajan con varios hilos para realizar costuras más elaboradas que las que se obtienen con una máquina de coser convencional.

Las remalladoras más baratas por menos de 250 euros

Las mejores remalladoras por menos de 500 euros

Compra las mejores remalladoras por más de 500 euros

Como saber que remalladora comprar

Tipos de remalladoras

Hay que tener claro que existen tres tipos de remalladoras en el mercado, antes de tomar la decisión de cual comprar.

  • Remalladora de tres hilos: compuesta por dos áncoras y una aguja que se utiliza para realizar una puntada de sobrehilado, una de las ventajas es que con ella se gasta menos hilo aunque los resultados no son de muy buena calidad.
  • Remalladora de cuatro hilos: está posee dos áncoras y dos agujas con la cual se realiza una puntada de sobrehilado sobre una puntada de seguridad falsa y con un resultado mucho más consistente.
  • Remalladora de cinco hilos: cuenta con tres áncoras y dos agujas, para realizar puntadas de sobrehilado y de seguridad, con un resultado final más resistente que las anteriores y con la que se minimiza lo posibilidad que existan deterioros en la prenda.

Accesorios extras

No está de más que la remalladora que se quiera comprar obtenga algunos accesorios que sean prácticos para las tareas diarias. De manera que es bueno que incluyan adaptadores, accesorios de limpieza, agujas y en general, todos aquellos que puedan utilizarse de forma habitual.

Que el ancho y largo de la puntada sea regulable

Una buena remalladora permite el control tanto del largo como ancho de la puntada y que como mínimo cuente con una longitud entre 1 y 4 mm y un ancho entre 2 y 6 MM.

Puntadas por minuto

La cantidad de puntadas por minuto permite determinar cuál es la velocidad de la máquina. Aunque este no es el único factor que se debe analizar no deja de ser importante.

Ancho de corte

El ancho de corte debe ser regulable entre 3 y 5 mm, aunque también hay disponibles modelos avanzados, que permiten realizar trabajos con un ancho de costura que llega a los 7 mm. es posible que no se necesite una remalladora con un ancho tan extenso, pero, quizás sea conveniente adquirir una con excelente capacidad para evitar dificultades en el momento de necesitar.

Que el enhebrado tenga guía fácil

Enhebrar este tipo de máquinas por lo general es algo tedioso, sobre todo para las personas que no tienen mucha experiencia, es por eso que al contener una guía se hará más fácil y sin complicaciones cuando haya que pasar el hilo por lugares difíciles.